¿Hay almas gemelas?

Conociste a esa persona y al momento, te pareció sin duda que era tu media naranja. Todo era perfecto, en la cama os entendíais genial… Pero al cabo del tiempo todo se esfumó y apareció otra media naranja. ¿Es esto posible? ¿Podemos tener más de una «media naranja»? ¿O solo hay una persona con la que podamos complementarnos a la perfección (en todos los niveles)?

Quizá sean los condicionantes culturales los que nos llevan a pensar en la idea del «príncipe azul», de encontrar a la persona perfecta con la que compartir toda nuestra vida, pero esta idea puede ser un tanto peligrosa.

De hecho, creer ciegamente en lo del príncipe azul puede ser nefasto para nuestra vida amorosa. Puede que busacando la perfección, nunca la encuentres, o que te quedes con lo primero que veas por ese temor a no encontrar a tu alma gemela.

Encontrarla es algo así como crear una conexión única con una persona, con confianza absoluta y con la que ser tú misma. Claro, que ahi está el debate:

¿Crees que una misma persona puede ser tu alma gemela toda la vida? ¿O en cada etapa de la vida, con necesidades diferentes, también nuestra alma gemela puede ser diferente?

Foto de Abraliteradura