¿Es bueno o malo beber el semen?

bebersemen.jpg

Cuando un hombre practica un cunnilingus a su compañera pone su boca en contacto con fluidos vaginales que por lo general son bien aceptados en el “fragor” del juego sexual. Sin embargo cuando es el turno de la mujer de practicar una fellatio a su pareja masculina, es inevitable que piense si será correcto (en términos biológicos) ingerir el semen de su compañero cuando éste eyacule. Beber semen, ¿es bueno o es malo?

Por supuesto que aquí no haremos mención alguna de los aspectos “morales” de tales prácticas, pues eso queda librado a la conciencia de cada uno. Pero sí habremos de referirnos a las ventajas (y desventajas) biológicas de tal ingesta.

El semen básicamente está compuesto por azúcares complejos, por lo que ingerirlo no afecta de ningún modo al organismo (a excepción de aquellos que sienten rechazo hacia los fluidos corporales, pero en esos casos no se trata de las cualidades del semen, sino de la carga emotiva que la persona coloca sobre el tema).

Es fundamental señalar, que en casos de parejas estables esta suele ser una práctica segura, pero que si las relaciones son promiscuas, ingerir el semen del varón puede significar abrir una puerta hacia las enfermedades de transmisión sexual.

Tú decides. Pero no arriesgues tu vida en la búsqueda del más frenético placer.