En España, la sexualidad sigue siendo un tema tabú en diferentes entornos como el familiar, social o político. Esta situación, a la larga, puede derivar en problemas al no saber cómo actuar ante ciertas situaciones. Es el caso en el que estamos metidos actualmente, donde se ha comprobado un aumento de las infecciones de transmisión sexual.

La importancia de la concienciación

Hace algunos años, era habitual encontrarse campañas que alertaban del riesgo de estas enfermedades si no se tomaban las precauciones adecuadas, por ejemplo el uso del condón. Hoy en día, estas campañas han ido perdiendo peso, por lo que la juventud no se da cuenta de los riesgos que suponen este tipo de enfermedades. No solo estamos hablando del SIDA, sino también de toras como la sífilis o la gonorrea.

La Organización Mundial de la Salud cambió la terminología de enfermedades a infecciones por una razón fundamental: algunas personas pueden ser asintomáticas pero estar infectadas. Este es uno de los principales problemas a la hora de combatir los cada vez mayores casos de ITS en el país. Una menor conciencia del problema a causa de no percibir una enfermedad mortal o con sintomatología a la que temer como ha ocurrido con el sida, el VIH o la pandemia que aún continuamos sufriendo por COVID-19.

Se le suma a este motivo la educación sexual. Los expertos advierten de que continuar manteniendo el tabú frente a la sexualidad, sobre todo en los primeros años de la adolescencia, es un error.

La edad media actual de comienzo en cuanto a los primeros acercamientos sexuales, ronda los 13 y 14 años. Una buena educación sexual durante las primeras etapas de educación secundaria, fortalecería el conocimiento sobre buenas conductas tanto sociales como de salud en la vida sexual de los jóvenes. Los adolescentes, aunque disponen de toda la información necesaria a través de internet, no muestran el nivel de concienciación necesario frente a los problemas derivados de no utilizar protección sexual. Así lo demuestran los datos del Ministerio de Sanidad, los cuales demuestran el aumento exponencial año tras año de la clamidia en menores de 25 años.

Papiloma humano

Pero el virus que más preocupa actualmente a las autoridades sanitarias mundiales en materia de las infecciones de transmisión sexual, es la relativa al virus del papiloma humano. En España se lleva años vacunando a las mujeres frente al VPH, pero médicos, asociaciones y desde cortaporlosano.com se advierte sobre la necesidad de vacunar también a los hombres, los cuales también contraen y transmitir el virus pero con menos riesgo de sufrir complicaciones graves como es el cáncer de cuello de útero.

El VPH afecta a casi un 80% de la población mundial según datos de la OMS, es por ello que investigadores y autoridades sanitarias tratan de advertir que esta, junto a otras infecciones de transmisión sexual, pueden convertirse en la próxima pandemia.